El sobrepeso y el tabaco aumentan de forma importante la posibilidad de padecer hernia de disco en la región lumbar, que es, como ya sabemos, la degeneración del tejido blando que amortigua los movimientos entre vértebras.
El traumatólogo, Rafael Vázquez Preciado afirma que quien fuma tiene un desgaste más rápido del tejido blando que separa las vértebras ya que el tabaco tiene un alto contenido químico. Por ello, los los fumadores tienen mayor riesgo a padecer hernia discal y puede aparecerles a edades más tempranas (lo normal es a partir de los 30 años, no obstante los fumadores pueden padecerla antes, siendo común a partir de los 20 años en personas fumadoras).

tabaco y sobrepesoPor otro lado, la obesidad, que de por si es un problema para nuestra salud, al igual que el tabaco, también tiene influencia sobre la aparición de hernia de disco en personas que tienen sobrepeso. Ello es debido a que las personas obesas sobrecargan la columna lo cual favorece el desgaste de los discos.

Es habitual que la gente piense que tiene hernia de disco, cuando en realidad lo que padecen son dolores de espaldas, motivados por otras razones, pero no por el desgaste del disco, es decir, no tienen una hernia de disco. Casi todo el mundo, a lo largo de su vida va a sufrir dolores de espalda en ocasiones. El estrés, la larga conducción, el deporte mal hecho, o simplemente jugar con nuestros hijos, puede darnos dolores de espalda bastante molestos, pero eso no significa que tengamos una hernia de disco. Por ello, es fundamental que si crees que tienes una hernia de disco, acudas a tu médico, él te realizará las pruebas pertinentes, estudios específicos, para determinar si se trata de un dolor de espalda por hernia de disco o por otras razones y te recomendará que tratamiento seguir, adecuado a tu dolencia. Normalmente, el tratamiento de la hernia discal está compuesto de una serie de recomendaciones, evitar el tabaco, realizar ciertos movimientos en los que interviene la espalda, sobre todo la zona lumbar, de forma adecuada, tratamiento con medicamentos cuando es necesario para el dolor, bajar de peso… A veces, estas recomendaciones no son suficientes, por lo que se puede determinar llevar a cabo cirugía para corregir el problema, no obstante, pese a que el paciente se opere es necesario que deje los malos hábitos que le recomiende el especialista.