En octubre de 2013, la mujer de un consejero, Marcial Marín, fue intervenida debido a la hernia discal que padecía en un hospital de Albacete. La paciente fue operada tan solo 15 días después de haber entrado en lista de espera, lo cual levantó infinidad de comentarios al respecto. Cuando fue operada había más de 20 personas con su misma patología, hernia de disco, que ya estaban en lista de espera antes de que se la añadiera a ella, incluso, algunos de los pacientes llevaban más de un año en dicha lista.

enchufeeeLa intervención quirúrgica la llevó a cabo el jefe del servicio del centro quien ha afirmado que pese a la prontitud con que fue intervenida la mujer del consejero, esto no se debió en ningún caso a cuestiones políticas ni favoritismos. Afirmó así mismo, que se hubiera actuado de la misma manera si en vez de ser la mujer del consejero hubiese sido cualquier otro paciente con exactamente la misma patología de hernia discal y en el mismo estado que presentaba la paciente. El cirujano añadió que las intervenciones adquieren un carácter urgente cuando detectan en el paciente que la hernia de disco provoca paresia o parálisis, ya que ésta puede ser irreversible. De hecho, en esos casos según afirmó el cirujano suelen operar incluso el mismo día o al día siguiente, no obstante la paciente en cuestión decidió no hacerlo de forma inminente y lo pensó durante 15 días, ya que mientras tanto estudiaba la posibilidad de otros tratamientos.

Al igual que el cirujano que llevó a cabo la intervención de la mujer del consejero de Cospedal por su hernia discal, un portavoz del partido, ha negado tajantemente que haya habido trato de favor hacia la mujer del consejero, ya que según manifiesta, la operación se ha llevado a cabo teniendo en cuenta únicamente criterios médicos.