Por desgracia, la larga lista de espera para intervenciones quirúrgicas ha salpicado a Alberto Lafarga, quien desde hace más de un año espera poder ser operado de una hernia de disco que no le permite hacer vida normal, ni en lo personal ni en lo laboral. Alberto llevaba de baja desde septiembre de 2012 ya que sus fuertes dolores y molestias le impedían desarrollar su actividad profesional. Hace unos días recibió una carta en la cual se le indicaba que su situación de baja laboral se daba por finalizada, dándole el alta médica. Alberto, nada conforme con esta decisión ha presentado un escrito donde expone su total desacuerdo ante la notificación recibida, teniendo en cuenta que ni siquiera se le han practicado nuevas pruebas médicas  de seguimiento que determinen su estado de salud. Dado que han pasado más de 7 días desde su presentación su solicitud se considera desestimada y por tanto su alta médica surte plenos efectos.Esperando operación

Alberto, lleva más de un año en lista de espera para que se le practique una operación quirúrgica de su hernia de disco, pero por falta de quirófanos y personal médico, las autoridades sanitarias no le dan fecha para realizársela, ya que según convienen, dan prioridad a otros casos más graves que el de Alberto. Según declaró el propio afectado, los dolores que sufre a causa de su hernia de disco, en las piernas y espalda, son incompatibles con el desempeño de sus funciones laborales, tiene que tomarse 10 pastillas diarias y hacer uso de una muleta y apenas puede dormir a causa de su dolencia. Obviamente su vida personal se ve perjudicada también a causa de su hernia de disco, ya que ni siquiera puede jugar con sus dos hijas de 6 años.

La sensación de Alberto ante la situación que está viviendo es que nadie se preocupa por su estado de salud. Carece de recursos económicos que le permitan una operación por el sistema privado y siente que su paciencia se agota ante la falta de interés del sistema público por su salud.

Fuente: El periódico de Aragón